Archive for 7 marzo 2009

Yamato Nadeshiko Shichi Henge

marzo 7, 2009

La protagonista de esta historia es Sunako Nakahara, una chica que tiene un severo problema de autoestima debido a que cuando iba en secundaria, se le declaró al chico que le gustaba, pero este le respondió que a él no le gustaban “las chicas feas”. Desde esde día, Sunako dejó de preocuparse de si misma, se dejó el fleco largo para que nadie le pudiera ver la cara, y se refugió en el mundo del gore y las películas de terror, convirtiendo a un modelo de anatomía humana (de esos que en una mitad se le ven todos los órganos y en la otra como es por fuera), a un esqueleto de plástico (con sombrero, capa y estola) y a otro modelo de anatomía, pero en un pedestal, en sus mejores amigos, llamándolos Hiroshi-kun, Josephine y Akira, respectivamente. Cuando sus padres se van a África, Sunako se va a vivir a la mansión de su tía, que tiene otros cuatro inquilinos de su edad: Kyouhei, Ranmaru, Yukinojo y Takenaga. Todos extremadamente guapos y príncipes del instituto, a quienes la tía de Sunako les pidió que convirtieran a su sobrina en una señorita, y a cambio les dejaría la renta gratis por tres años, pero si fallaban, ¡la renta aumentaría al triple! – Los chicos aceptaron la propuesta, confiando en sus grandes habilidades con las chicas, pero cuando conocen a Sunako se dan cuenta que será una tarea difícil. – También hay que mencionar que Sunako no puede soportar a las “criaturas brillantes”, que son todas las personas hermosas, por lo que ella trata a toda costa de escapar de aquellas perfectas creaciones de Dios, de lo contrario, su nariz sangra terriblemente. – Lo cual causa muchos problemas a nuestro personajes.

Anuncios